EDITORIAL


Si el gobierno liberal (PLC) ha demostrado su capacidad  de gobierno en materia económica y social. Con un mal estilo de gobierno, el FSLN impone, más de lo mismo, a través del control sobre las instituciones del Estado, una bancada mayoritaria en la Asamblea, la articulación de redes con los principales grupos económicos y una notable presencia en el control municipal. Su estilo de gobierno ha derivado en la legalización ilegitima del uso del decreto, con el consiguiente cierre del juego político y la eliminación del “principio de rendición de cuentas” (accountability) y el punitivo castigo a quienes se oponen a sus designios.

Han sustituido, en esta nueva etapa, la movilización de las masas por el control Directo de las instituciones. “Se ha dado una gran desmovilización social en Nicaragua".

El Frente tiene cooptadas a las organizaciones a través de prebendas a sus dirigentes. La Mayoría de ellos son diputados o tienen sus carguitos”.  Y el principal eje estratégico del orteguismo es la comunicación y el manejo o influencia del electorado, a través de la opinión pública o propagandística, comprando espacios o medios de comunicación o publicidad negativa escrita, radiada, televisiva o rótulos que dicten las directrices a sus seguidores y puedan influir sobre la población electoral.

Según Lenin, “la información sesgada y manipulada es una condición indispensable para la acción política revolucionaria, acción revolucionaria que no puede dejarse en manos de la improvisación y que precisa de una coordinación capaz de conectar las consignas de planificación política con la acción de las masas”.

Por ello y según Taulic, “el periódico es un organizador a como son la agitación y la propaganda como acción programada de adoctrinamiento de la acción revolucionaria”. Con ejemplos manifiestos de injusticia, para enfrentarlos antagónicamente con las contradicciones del capitalismo e interpretar los hechos políticos en términos de luchas de clases.

En esa misma posición política pero de una forma contrapuesta, el cenit de la capacidad persuasiva con la sistematización de la propaganda es alcanzada en

la época Hitleriana por Goebbels que utilizando el engaño, hace de la comunicación política y la propaganda un “universo manipulable” en el que, “llegar antes”, “diluir información”, forma parte vital del escenario de la guerra. 

Para Goebbels, las palabras, los signos o las imágenes fotográficas pueden interponerse entre las personas y los acontecimientos. En esto consiste la guerra de propaganda. Se apoyaba en la frase “miente, miente y miente y algún dia o momento la mentira se hará verdad”. De esa forma y sistemáticamente, los Orteguitas emprenden su campaña de propaganda intentando confundir al electorado con frases acunadas y mentirosas que tratan de opacar la imagen de líderes políticos en la oposición con énfasis especial contra el PARTIDO LIBERAL CONSTITUCIONALISTA. Los jóvenes deben de recordar la historia recién pasada y el presente con las incoherencias de gobernabilidad que nos muestra el actual gobierno y que nos toca vivir con ellas.

En esta época de postglobalizacion y comunicación instantánea debe la juventud, presente y futuro de nuestro país, reflexionar acerca de los momentos que nos toca vivir y pensar y actuar en como transformar el país en una nación prospera en el marco de un Estado de Derecho. Bien decía Confucio, “Aprender sin pensar es inútil. Pensar sin aprender, peligroso”.

Hoy existe en nuestra sociedad, un conflicto severo y arraigado provocado por el enquistamiento del Orteguismo en la sociedad nicaragüense, todos buscamos la solución y está a nuestra vista.

No debemos llamarnos al engaño, solo con el apoyo democrático a la CASILLA UNO DEL Partido Liberal Constitucionalista obtendremos la respuesta a nuestras necesidades socioeconómicas y democráticas de la familia democrática y los nicaragüenses sin exclusiones de ninguna especie.

Es, defendiendo el voto con nuestros fiscales y votando masivamente en los procesos electorales,  la manera que podremos cambiar el rumbo de la Nación,  no enfrascándonos en luchas internas o discusiones estériles entre los demócratas y aliados que orientaremos el nuevo rumbo del país. Ni tampoco con la indiferencia, conformismo o abstencionismo electoral.

Hacemos un llamado  a los nicaragüenses dentro y fuera del país, a depositar masivamente su voto en

la casilla UNO de la esperanza, desarrollo y libertad, cómo la alternativa real que podrá realizar los sueños de toda  la Nación.

  

DR. JORGE IRIAS AYALA

 E.4

Periodo 29 Feb.  al 12 de Marz. 2016